¿Cómo hacer un masaje relajante en casa?

¿Cómo hacer un masaje relajante en casa?

A muchos de nosotros nos gustan los masajes relajantes combinados con la exquisita sensación que evoca la aromaterapia, sin embargo no tenemos el tiempo ni el dinero para poder recurrir al spa o centros de belleza a realizarnos esta terapia. Es por eso que en el artículo de hoy te queremos enseñar las mejores técnicas para realizar un buen masaje relajante sin salir de la comodidad de tu casa.

Elegir el tus materiales

Es muy importante tener en cuenta cuales son las cosas que vas a necesitar para realizar un buen masaje relajante. Nosotros consideramos que, a lo menos, tienes que contar con un buen aceite de masajes, el cual sea 100% natural y libre de cualquier químico, y que al mismo tiempo tenga algún efecto beneficioso para la piel. Aquí tu puedes elegir según tus gustos, sin embargo nosotros recomendamos principalmente el aceite de caléndula o el de almendras dulces, ya que contienen propiedades calmantes y reparadoras, siendo útiles para distintos tipos de piel.

Luego tenemos que buscar el aceite esencial de nuestra preferencia. Como este será un masaje relajante, lo mejor es buscar algún aceite que promueva la calma y el descanso. Para esto es importante que conozcan las propiedades de los mejores aceites esenciales que servirán para lograr el descanso en una sesión de masajes. Para esto, recomendamos mucho el aceite esencial de lavanda, el cual tiene excelentes cualidades que estimulan nuestro sistema nervioso.

Si por otra parte quieres poder disfrutar de un buen aceite de masajes, que ya contenga los mejores aceites esenciales, te aseguramos que el aceite de masajes provenzal te va a encantar. Este producto es un todo en uno, ya que contiene aceite esencial de caléndula orgánica; almendras, sésamo orgánico, lavanda provenzal, manzanilla romana y azahar. Sin duda un abrazo para tus sentidos!

Masaje

Lo primero que tienes que hacer será definir la zona en la cual quieres hacer el masaje, ya que no es lo mismo, por ejemplo, un masaje en la espalda que uno en la cabeza. Luego, será necesario saber cuánto tiempo tienes para realizarlo, ya que un masaje en la espalda te demandará mucho más tiempo que un masaje en las manos o pies. Lo principal es que recuerdes que los movimientos tienen que ser agradables al tacto, ejerciendo una pequeña presión en las áreas elegidas, idealmente empezando por abajo y luego subiendo poco a poco. También puedes realizar movimientos circulares en la zona, que resultarán muy agradables.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles, y que puedas aplicarlo en tus proximas sesiones de relajación!

SUSCRÍBTE Y OBTÉN TU CUPÓN DE 15% de dcto.( Cupón no acumulativo)